En el estudio

Consejos.

Cuando acudes a una sesión fotográfica es muy importante estar descansada y bien hidratada,

por ello el día de antes procura dormir bien y tomar bastante agua.

No es necessário mucho maquillaje, pero el pelo bien arreglado y con un peinado con el que te encuentres favorecida

ayudará a que tú te sientas más cómoda y eso es algo que se notará en el resultado final.

En el vestuario también apuesto por la sencillez, ropa cómoda con la que te sientas bien y colores lisos.

Recuerda que lo importante eres tú.

Si estás  pensando en un posado familiar, la ropa de todos los miembros de la unidad familiar también debe ser cómoda y de colores lisos. Las prendas no tienen porqué ser iguales, pero que combinen en estilo y colorido es siempre recomendable. Por ejemplo, los pantalones vaqueros y las camisetas blancas o del color que te guste más (camisa, polo, vestido) dan muy buen resultado.

Si los niños tienen algún libro, juguete o peluche que les gusta mucho y quieren salir con el en alguna fotografía, o simplemente les relaja, también lo pueden traer. Es muy importante que los niños estén descansados, contentos y relajados.

En el estudio contamos con espejo y tocador, pero por motivos de seguridad e higiene, es aconsejable que te traigas tus propias cosas de aseo personal, como por ejemplo una barra de labios o un cepillo para el pelo, por si lo necesitas a lo largo de la sesión.

Para evitar pisar los fondos fotográficos con los zapatos que utilizamos en la calle, te pido que los zapatos que quieres utilizar en la sesión fotográfica los traes con las suelas limpias y secas en una bolsa para ponértelos al inicio de la sesión.